Continental Tagline
Sugerencias
Ergebnisse 9M | 9M results

Tercer trimestre: ligero repunte en un entorno de mercado todavía muy volátil

  • Facturación del Grupo de 10 300 millones de euros (T3 de 2019: 11 100 millones de euros)
  • EBIT normalizado de 832 millones de euros (T3 de 2019: 612 millones de euros) / margen EBIT normalizado del 8,1 % (T3 de 2019: un 5,6 %)
  • EBIT de –673 millones de euros en el tercer trimestre (T3 de 2019: –1971 millones de euros) y resultado neto de –719 millones de euros, a raíz de las depreciaciones y los gastos notificados (T3 de 2019: –1986 millones de euros)
  • Flujo libre de caja antes de adquisiciones y efectos de la escisión: 1800 millones de euros (T3 de 2019: 343 millones de euros)
  • A tenor del CEO Dr. Elmar Degenhart: «Hemos logrado capear bastante bien el tercer trimestre en términos operativos. Con respecto al conjunto del año, confiamos en lograr alcanzar un flujo de caja libre positivo antes de las adquisiciones y los efectos de escisión.»
  • Previsión para el ejercicio 2020: facturación del Grupo de unos 37 500 millones de euros / margen EBIT normalizado de un 3 % / flujo de caja libre positivo antes de las adquisiciones y los efectos de escisión
  • Pedidos de producción en serie por valor de miles de millones de euros para tecnologías del futuro, como sistemas de frenos integrados y cajas de alta tensión para vehículos eléctricos

Hanóver, 11 de noviembre de 2020. En un entorno de mercado que sigue acusando volatilidad, Continental ha logrado registrar, en conjunto, unos sólidos resultados en el tercer trimestre de 2020. Como era de esperar, el trimestre que acaba de finalizar ha evolucionado mejor en términos operativos que el históricamente débil segundo trimestre de 2020. Por tanto, la facturación del Grupo en el tercer trimestre se situó en 10 300 millones de euros (T3 de 2019: 11 100 millones de euros). Normalizado a efectos de consolidación y de fluctuación de los tipos de cambio, se produjo un descenso del 2,7 % con respecto al mismo periodo de 2019, tras haberse situado el mismo todavía en un –40 % en el segundo trimestre de 2020. El resultado operativo normalizado aumentó en el tercer trimestre hasta alcanzar los 832 millones de euros (T3 de 2019: 612 millones de euros) respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Esto equivale a un margen EBIT normalizado del 8,1 % (T3 de 2019: 5,6 %).

«Hemos logrado capear bastante bien el tercer trimestre en términos operativos. Las medidas que hemos adoptado inmediatamente tras el brote de la pandemia del coronavirus han surtido efecto. Con ello, hemos logrado poner el freno sin demora y con decisión. En China y América del Norte, hemos conseguido volver a poner el pie en el acelerador con la misma determinación al repuntar los mercados. Nuestra mayor agilidad y la gestión disciplinada de los costos nos permiten ser más competitivos en todo el mundo. En un entorno de mercado todavía complicado, mostramos por tanto un desempeño más que satisfactorio, que podemos tomar como base para nuestra evolución. Supone una ocasión para vislumbrar el futuro todavía con cierta cautela, aunque con optimismo. Para el conjunto del año, confiamos en lograr alcanzar un flujo de caja libre positivo antes de las adquisiciones y los efectos de escisión», señaló el presidente del Comité Directivo de Continental, el Dr. Elmar Degenhart, el miércoles en Hanóver con motivo del anuncio de los resultados trimestrales.

Añadió: «No obstante, la evolución actual no debe enmascarar un hecho: los mercados mundiales de la automoción deben acometer todavía un trayecto, que les llevará años, para actualizarse y se encuentran inmersos en una transformación tecnológica de envergadura. Ante los crecientes casos de coronavirus los mercados mundiales siguen siendo impredecibles. Por tanto, la situación general de crisis confirma de forma contundente: la competitividad y la viabilidad futura se aseguran ante todo con una actuación coherente y flexible. Esto es lo que persiguen tanto nuestro programa estructural como nuestro reposicionamiento y estrategia. Gracias a las recientes decisiones tomadas por el Comité Directivo y el Consejo de Vigilancia, hemos superado un hito importante y dirigimos ahora nuestra creciente atención a nuestro crecimiento rentable mediante tecnologías del futuro.»

Evolución de mercado impulsada por América del Norte y China / Europa sigue débil

La evolución del mercado en el tercer trimestre fue mejor de lo previsto, en particular, en China (6,3 millones de unidades / +10,7 %) y en América del Norte (4,0 millones de unidades / +0,5 %). La producción de turismos y vehículos utilitarios en Europa (4,2 millones de unidades / –8,0 %) —sobre todo en Alemania (0,9 millones de unidades / –16,1 %)— todavía no se ha recuperado y se sitúa claramente por debajo del nivel del año anterior. A tenor de los datos provisionales del tercer trimestre, la producción mundial de turismos y vehículos utilitarios disminuyó en torno al 3,5 %, hasta un total de 20,3 millones de unidades (T3 de 2019: 21,0 millones de unidades).

Las depreciaciones y los gastos de reestructuración lastran los resultados publicados

Como se ha explicado en el comunicado obligatorio del 21 de octubre de 2020, las hipótesis de mercado adoptadas y ajustadas en el marco del proceso anual de planificación generan en el tercer trimestre de 2020, en la unidad de negocio Vehicle Networking and Information, depreciaciones no monetarias del fondo de comercio por valor de 649 millones de euros. La mayor parte de ello se atribuye a las adquisiciones anteriores al ejercicio 2008. En el proceso de planificación, se tuvieron en cuenta asimismo las repercusiones esperadas de las medidas de reestructuración.

Además, en el tercer trimestre de 2020, se registraron unos gastos de reestructuración y depreciaciones del inmovilizado material por valor de 687 millones de euros, que se generaron en el marco del programa estructural ampliado «Transformación 2019-2029». Para el cuarto trimestre, se esperan otros gastos de reestructuración y depreciaciones del inmovilizado material en relación con dicho programa por un monto todavía sin precisar.

Dichas depreciaciones y gastos de reestructuración han contribuido al valor negativo del EBIT publicado en el tercer trimestre de 2020. Lo mismo ocurre con el resultado del Grupo atribuible a los accionistas. De ahí que el resultado operativo (EBIT) se situara en el tercer trimestre de 2020 en –673 millones de euros (T3 de 2019: –1,971 millones de euros). Esto equivale a un margen de EBIT del
–6,5 % (T3 de 2019: –17,7 %). El resultado neto asciende a –719 millones de euros (T3 de 2019: –1,986 millones de euros).

Gran flujo de caja libre antes de adquisiciones y efectos de la escisión

En el tercer trimestre de 2020, el flujo de caja libre antes de adquisiciones y efectos de la escisión ascendió a –1800 millones de euros (T3 de 2019: –343 millones de euros). En el segundo trimestre de 2020, resultó negativo por valor de 1800 millones de euros. «Como era de esperar, los efectos negativos del capital circulante del segundo trimestre se neutralizaron gracias a la estabilización de la evolución del negocio en el tercer trimestre», afirmó el director financiero de Continental, Wolfgang Schäfer.

Previsión para el ejercicio 2020

Para el cuarto trimestre de 2020, Continental espera un descenso de entre el 4 y el 6 % en la producción mundial de turismos y vehículos utilitarios respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Para el conjunto del ejercicio 2020, la empresa prevé un descenso de entre el 18 y el 19 %. Basándose en estas expectativas de producción, así como en las previsiones relativas a la evolución de los mercados de neumáticos de recambio y, en particular, en el supuesto de que no se producirán nuevas e inesperadas repercusiones de la pandemia del coronavirus todavía en curso en la producción, la cadena de suministro y la demanda de los clientes, Continental espera actualmente para el ejercicio 2020 una facturación del Grupo de unos 37 500 millones de euros y un margen de EBIT normalizado en torno al 3 %.

Para las unidades de negocio dentro del ámbito Automotive Autonomous Mobility and Safety, Vehicle Networking and Information, así como Powertrain, la empresa tecnológica prevé una facturación de unos 22 000 millones de euros y un margen de EBIT normalizado del –1,5 %. Esta previsión tiene en cuenta, entre otros, las provisiones previstas para garantías y mayores gastos netos en investigación y desarrollo de lo calculado hasta la fecha. Estos factores afectarán de forma significativa al EBIT normalizado en el cuarto trimestre de 2020.

En cuanto a sus unidades de negocio de Rubber, Continental prevé para el ejercicio 2020 una facturación de unos 15 500 millones de euros y un margen de EBIT normalizado del 10,5 %.

En relación con el programa estructural «Transformación 2019-2029», para el cuarto trimestre de 2020, se esperan otros gastos de reestructuración y depreciaciones del inmovilizado material por un monto todavía sin precisar. No influirán en el EBIT normalizado, aunque sí repercutirán considerablemente en el EBIT publicado y en el resultado del Grupo atribuible a los accionistas.

Se prevé que las inversiones antes de las inversiones financieras asciendan al 6,3 % de la facturación del Grupo.

Para el ejercicio 2020, Continental espera obtener un flujo de caja libre positivo antes de adquisiciones y efectos de la escisión. No obstante, el monto del flujo de caja libre será considerablemente inferior al del ejercicio anterior.

Cifras clave del Continental Group

Evolución de las divisiones

La división de Automotive Technologies generó una facturación de 4100 millones de euros (T3 de 2019: 4700 millones de euros) y un margen de EBIT normalizado del –2,4 % (T3 de 2019: 5,0 %). El crecimiento orgánico de la facturación ascendió al –6,4 %.

En cuanto a las tecnologías del futuro, Continental logró adjudicaciones de contratos por valor de miles de millones de euros en el tercer trimestre de 2020, como en el caso de un sistema de frenos integrado para un fabricante alemán de gama alta. El nuevo modelo eléctrico ID.3 de Volkswagen ya está rodando de forma segura y conectada con tecnología de Continental. La empresa de tecnología suministra para ello componentes esenciales, como un freno de tambor especialmente resistente y de bajo mantenimiento, neumáticos de bajo consumo, mangueras para la gestión térmica, una pantalla central y una computadora central de alto rendimiento totalmente conectada.

Esta última conforma el punto de enlace central entre el vehículo y el mundo digital. Continental cuenta ya con pedidos de fabricantes de automóviles de todo el mundo para adquirir dichas potentes computadoras de vehículo por un valor total de más de 4000 millones de euros.

La división de Rubber Technologies generó una facturación de 4300 millones de euros (T3 de 2019: 4600 millones de euros) y un margen EBIT normalizado del 15,0 % (T3 de 2019: 11,8 %). El crecimiento orgánico de la facturación fue del –1,4 %. La evolución positiva
de los márgenes en el tercer trimestre de 2020 se debió ante todo a la estricta disciplina de los costos, a la evolución de los precios de las materias primas, así como a las sólidas cifras de ventas en China y América del Norte. En Europa, las cifras de ventas se mantuvieron por debajo del nivel del ejercicio anterior. Asimismo, la industria de neumáticos prevé un negocio débil de los neumáticos de invierno en Europa.

En la unidad de negocio ContiTech, las medidas estructurales adoptadas desde 2018, así como la estricta disciplina de costos, están teniendo el efecto previsto en los resultados. Con un margen de EBIT normalizado del 10,6 % en el tercer trimestre de 2020 (T3 de 2019: un 7,5 %), la unidad de negocio alcanza la pauta objetivo de márgenes de dos dígitos. En el tercer trimestre de 2020, en particular, los muelles neumáticos de ContiTech para camiones experimentaron una gran demanda en el mercado chino. No obstante, el viento a favor por los precios de las materias primas y la reducción significativa de los gastos no serán sustentables, como tampoco lo será el nivel de margen logrado en la división Rubber Technologies.

La división de Powertrain Technologies generó una facturación de 1900 millones de euros (T3 de 2019: 1900 millones de euros) y un margen de EBIT normalizado del 5,8 % (T3 de 2019: –6,5 %). El crecimiento orgánico de la facturación ascendió al 2,4 %. Vitesco Technologies se beneficia tanto de las mayores ventas de sistemas electrónicos para el control y los sensores de accionamiento como de la creciente demanda de componentes de electrificación. Esta evolución positiva se refleja asimismo en las entradas de pedidos. De hecho, en el tercer trimestre se le adjudicó a la división un contrato de miles de millones de euros para una caja de alta tensión totalmente integrada destinada a vehículos eléctricos. Actúa como una especie de central transformadora que aúna varias funciones (p. ej., la regulación del proceso de carga, el aseguramiento del suministro eléctrico) y está concebida para tensiones de funcionamiento de hasta 800 V.

Cifras clave de las divisiones Automotive Technologies

Cifras clave de las divisiones Rubber Technologies

Cifras clave de las divisiones Powertrain Technologies

Al final del tercer trimestre de 2020, Continental empleaba a más de 233 000 trabajadores. Ello supone un descenso de más de 7700 personas respecto a fines de 2019, debido a los menores volúmenes de producción a raíz de la pandemia del coronavirus, la mayor eficiencia, así como las medidas adoptadas en el marco del programa estructural.

Contacto

Vincent Charles

Vincent Charles Jefe de Medios Acting Spokesman, Business & Finance Teléfono: +49 511 938-1364 Correo electrónico: Twitter: