Continental Tagline
Sugerencias
H1

Continental registra un desarrollo superior al de sus mercados, en un segundo trimestre históricamente débil

  • Producción mundial de vehículos en el segundo trimestre: 12,3 millones de unidades (–45 %)
  • Crecimiento orgánico: –40 % / facturación: 6600 millones de euros (T2 de 2019: 11 300 millones de euros)
  • EBIT normalizado: –634 millones de euros (T2 de 2019: 865 millones de euros) / margen EBIT normalizado: –9,6 % (T2 de 2019: 7,7 %)
  • Resultado neto: –741 millones de euros (T2 de 2019: 485 millones de euros)
  • Reducción de los costos fijos en más de 400 millones de euros en el segundo trimestre
  • CEO Dr. Elmar Degenhart: «En el valle de la peor crisis económica de la automoción desde la Segunda Guerra Mundial, hemos registrado mejores resultados que nuestros mercados. Mantenemos la mirada fija en nuestros objetivos. Nuestra pisada contundente en el freno de los costos tiene un efecto notable y rápido.»
  • Objetivo de ahorro para 2020: costos fijos con efecto en los gastos superiores al 5 %, inversiones superiores al 25 %
  • Continental descarta, por el momento, hacer previsiones detalladas para el ejercicio 2020

Hanóver, 5 de agosto de 2020. Como era de esperar, la facturación y el resultado de Continental disminuyeron significativamente en el segundo trimestre de 2020, a raíz de las repercusiones de la pandemia del coronavirus. No obstante, Continental evolucionó mejor que sus mercados. «No se había producido un descalabro del mercado de la automoción como el que estamos presenciando actualmente desde el final de la Segunda Guerra Mundial. En el primer y el segundo trimestre de 2020 y, por tanto, en medio del valle de esta crisis económica de la automoción, en China, Estados Unidos y Europa hemos registrado mejores resultados que los respectivos mercados», señaló Dr. Elmar Degenhart, presidente de la Junta Directiva de Continental, con motivo de la presentación el miércoles en Hanóver de las cifras semestrales.

De hecho, la facturación del grupo alcanzó en el segundo trimestre 6600 millones de euros (T2 de 2019: 11 300 millones de euros). Normalizado a efectos de consolidación y de fluctuación del tipo de cambio, el descenso supuso un 40 %. Al mismo tiempo, disminuyó la producción mundial de turismos y vehículos industriales livianos, según los datos provisionales del segundo trimestre, en alrededor del 45 %, hasta un total 12,3 millones de unidades (T2 de 2019: 22,1 millones de unidades). Condicionadas por los cierres provisionales de plantas, debido a la pandemia del coronavirus, las cifras de producción en Europa relativas al segundo trimestre fueron, con 2,0 millones de unidades producidas (–63 %), y en América del Norte, con 1,3 millones de vehículos montados (–69 %), resultaron muy bajas. Por el contrario, la producción en China superó, gracias a los programas estatales de fomento, el valor del ejercicio anterior en un 9 % y ascendió a 5,9 millones de turismos y vehículos industriales livianos.

Continental CFO Wolfgang Schäfer: Half-Year 2020 Financial Results © Continental AG


El resultado operativo normalizado en el segundo trimestre fue de –634 millones de euros (T2 de 2019: 865 millones de euros). Esto equivale a un margen EBIT normalizado del –9,6 % (T2 de 2019: 7,7 %). El resultado neto asciende a –741 millones de euros (T2 de 2019: 485 millones de euros).

«Precisamente en una situación tan desafiante resulta evidente que Continental está orientada al futuro y bien preparada para las crisis. Seguimos manteniendo la mirada fija en nuestros objetivos», afirmó Degenhart. Continental se beneficia de su posicionamiento intersectorial con sólidos pilares en el negocio industrial y de neumáticos de recambio, además del equipo original de automoción. «En los últimos años, hemos consolidado de forma perseverante nuestro negocio de clientes finales e industriales. Ello nos permite ser, en cierta medida, más independientes de los altibajos de la industria automotriz», según Degenhart. De hecho, en el segundo trimestre, el negocio de Continental con clientes finales e industriales se redujo en un 23 %, por lo que resultó mucho más sólido que la producción mundial de vehículos, la cual disminuyó en el mismo periodo un 45 %.

Una mayor disciplina de costos, menores inversiones y jornadas laborales reducidas

A raíz del inesperado deterioro del entorno, Continental redujo sus costos fijos en el segundo trimestre en más de 400 millones de euros respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Para el conjunto del ejercicio, la empresa considera que está bien encaminada, a fin de lograr ahorrar los costos fijos con efecto en los gastos en más del 5 % frente al ejercicio anterior. «En cuanto al balance, seguimos gozando de una posición muy sólida. Nuestras medidas de ahorro, que hemos implantado de forma inmediata, contribuyeron a ello. Nuestra pisada contundente en el freno de los costos tiene un efecto notable y rápido. Con esta medida, ampliamos nuestro margen de maniobra y mantenemos el rumbo», confirma Degenhart.

En el segundo trimestre de 2020, Continental redujo sus inversiones en activos fijos y software a 448 millones de euros (T2 de 2019: 785 millones de euros). Todos los ámbitos de negocio han contribuido a esta reducción. De hecho, la cuota de inversión descendió al 6,8 %, frente al 7,0 % del mismo periodo del ejercicio anterior, a pesar de la importante disminución de la facturación. Para el conjunto del ejercicio, la compañía pretende reducir sus inversiones en más de una cuarta parte frente al ejercicio anterior. Al finalizar el primer trimestre, Continental cifraba su objetivo de ahorro en cuanto a inversiones en más de un 20 %.

Los gastos en investigación y desarrollo ascendieron en el segundo trimestre a 809 millones de euros (T2 de 2019: 917 millones de euros). A raíz de la importante disminución de la facturación, la cuota aumentó al 12,2 %, tras el 8,1 % del mismo período del ejercicio anterior.

Desde principios de junio, todas las plantas de Continental en el mundo han retomado la producción. Sin embargo, la vida pública de algunos lugares sigue marcada por las restricciones debido a la pandemia del coronavirus. Al igual que la demanda significativamente inferior en todo el mundo, la capacidad de producción de algunas plantas está muy por debajo del nivel anterior a la crisis. En función de la futura evolución de la pandemia y de sus repercusiones, es posible que la compañía tenga que ajustar de nuevo temporalmente su producción en determinadas plantas. A escala mundial, trabajan actualmente alrededor del 25 % de los empleados con jornadas reducidas. Alrededor de 30 000 empleados trabajaron un promedio de 5 días al mes con jornada reducida en junio en Alemania.

Todavía sin pronóstico detallado debido a la incertidumbre económica

Tal como se anunció en el marco de su Asamblea General de mediados de julio, Continental espera un entorno de mercado difícil en el tercer trimestre de 2020. Las crecientes cifras de producción relativas a vehículos parecen indicar, sin embargo, una mayor facturación que en el segundo trimestre de 2020. No obstante, se prevé que sea significativamente inferior a la del tercer trimestre de 2019. Las incertidumbres económicas siguen siendo elevadas. Aunque la evolución del negocio del Continental Group ha mejorado en el transcurso del segundo trimestre, el entorno económico sigue estando marcado por grandes incertidumbres, debido a la persistente pandemia del coronavirus. Por tanto, sigue siendo difícil calcular el alcance de las repercusiones negativas en la producción, las cadenas de suministro y la demanda. Es por ello que Continental sigue absteniéndose de proporcionar pronósticos detallados para el conjunto del ejercicio 2020 en la actualidad. Sin embargo, la compañía que cotiza en el DAX calcula para todo el ejercicio que las ventas, la facturación y el EBIT normalizado se situarán bastante por debajo del nivel del respectivo valor del ejercicio anterior. En 2020, se espera que el descenso del resultado generará asimismo una disminución notable del flujo libre de caja en comparación con el ejercicio anterior.

Para el tercer trimestre de 2020, Continental espera en comparación con el trimestre del ejercicio anterior un declive pronunciado de la producción mundial de vehículos dentro de un margen del –10 al –20 %. Para el ejercicio 2020, las previsiones actuales de los observadores de mercado se sitúan por debajo de los 70 millones de vehículos producidos, lo que equivaldría a un descenso de más del 20 % respecto al ejercicio anterior (2019: 89 millones de vehículos).

Activos líquidos a un nivel muy elevado / inversiones significativamente inferiores

En el segundo trimestre de 2020, el flujo libre de caja antes de adquisiciones y efectos de la escisión ascendió a –1800 millones de euros (T2 de 2019: –29 millones de euros). «El flujo libre de caja negativo del segundo trimestre es una consecuencia directa del pronunciado declive de la evolución comercial debido a la pandemia del coronavirus», explicó Wolfgang Schäfer, director financiero de Continental. El descenso se atribuye, principalmente, al resultado operativo inferior, así como a los efectos negativos de capital circulante, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Estos últimos se deben a la volatilidad de la facturación en las últimas semanas del segundo trimestre y deberían neutralizarse nuevamente, en caso de que se perpetúe el rumbo del negocio. A la fecha de presentación de informes del segundo trimestre, Continental disponía de 10 100 millones de euros en activos líquidos (marzo de 2020: 6800 millones de euros). En mayo y junio, Continental colocó tres bonos con un volumen total de más de 2100 millones de euros, además de ampliar su línea de crédito en 3000 millones de euros con sus principales


Continental acelera el desarrollo de la IA mediante supercomputadora

"La producción de vehículos está actualmente disminuyendo, aunque la transformación de la industria automotriz sigue su curso. Por un lado, debemos disminuir los costos de forma consecuente y, por otro, seguir invirtiendo específicamente en el desarrollo de nuevas tecnologías", según Degenhart. Un ejemplo de ello es el negocio de los sistemas de asistencia al manejo, en el que Continental es uno de los líderes de mercado desde hace mucho tiempo y cuya posición está ampliando constantemente.

De hecho, la empresa tecnológica anunció la semana pasada que persigue desde principios de 2020 el desarrollo de tecnologías futuras mediante una supercomputadora única en la industria automotriz. Los desarrolladores en los emplazamientos de Continental de todo el mundo recurren a este clúster informático novedoso para obtener tanto capacidad de computación como espacio de almacenamiento para desarrollos altamente complejos que engloban una gran cantidad de datos. Estos incluyen, en particular, los que conciernen la inteligencia artificial. A modo de ejemplo, se requiere para el desarrollo de tecnologías futuras innovadoras en el manejo asistido, automatizado y autónomo. Según la lista actual TOP500 relativa a los sistemas informáticos más potentes del mundo, la nueva supercomputadora de Continental ocupa el primerísimo lugar en la industria automotriz. Con ello, Continental acelera su evolución tecnológica líder y destaca asimismo sus competencias principales en el ámbito del software y las redes, así como en la arquitectura de sistemas.

«El software es el oxígeno de la industria. Seguimos previendo un crecimiento considerable y rentable. El motivo para ello es que habrá cada vez más funciones en los vehículos», afirmaba Degenhart. Así, se incrementa el valor añadido de los programas informáticos. Dicho valor aumenta anualmente en dos dígitos. «Estamos perfectamente preparados para ello como gigante del software, con más de 20 000 especialistas de software y TI», añadió.

De hecho, con el desarrollo de computadoras de alto rendimiento, el núcleo digital de los vehículos modernos, Continental ya se ha asegurado, en la actualidad, una facturación de más de 3000 millones de euros, calculados a lo largo de la vida útil de las respectivas gamas de modelos de vehículos. Un único cliente recibirá, previsiblemente, más de 2,5 millones de dichas computadoras compactas de alto rendimiento hasta 2022. Continental se sitúa así entre las compañías líderes del sector en este ámbito. Recientemente, se desarrolló un servidor de vehículo especialmente potente para Volkswagen. Dicho servidor de aplicaciones InCar (ICAS1) permite establecer un elevado nivel de conexiones en red para los nuevos vehículos eléctricos de la gama de modelos ID de VW, por ejemplo, la instalación rápida y segura de actualizaciones de seguridad a través de una conexión de radio. Continental cuenta con más de una decena de proyectos hasta 2022.

Puente del coronavirus: vías innovadoras para asegurar la productividad y el empleo

«La transformación de la industria automotriz y la superación de la pandemia del coronavirus suponen un gran desafío para todos nosotros. Ello genera cambios de gran alcance, también en Continental. Los conformamos junto con nuestros empleados y buscamos para los mismos soluciones equilibradas, justas y orientadas a nuestros valores, que fortalezcan nuestra capacidad de innovación y resulten duraderas», explicó Dr. Ariane Reinhart, directora de personal en Continental. «Entendemos la inseguridad entre nuestros empleados y de que algunos de ellos estén preocupados por sus puestos de trabajo. No obstante, realzaremos especialmente en la crisis nuestras oportunidades de futuro. Para ello, necesitamos una combinación de acuerdos globales con los representantes de los empleados y soluciones individuales para cada uno de nuestros emplazamientos afectados», añadió. Se trata en este momento de establecer un «puente del coronavirus» que permita cubrir una brecha de costos de varios centenares de millones de euros mediante enfoques innovadores y, al mismo tiempo, de asegurar el empleo y la productividad en la medida de lo posible. «Una reducción de la jornada laboral resulta un enfoque razonable para garantizar la productividad, mantener las perspectivas de empleo y ampliarlas mediante la capacitación. El tiempo adicional deberá aprovecharse específicamente para la calificación y la capacitación continuada. Ello incrementa la propia capacidad de inserción laboral», añadió.




El negocio ajeno a la industria automotriz evoluciona mejor en el segundo trimestre

La división de Automotive Technologies generó una facturación de 2600 millones de euros (T2 de 2019: 4800 millones de euros) y un margen EBIT normalizado del –1,8 % (T2 de 2019: 6,1 %). El crecimiento orgánico de la facturación ascendió al –45,6 %.

La división Rubber Technologies generó una facturación de 3000 millones de euros (T2 de 2019: 4500 millones de euros) y un margen EBIT normalizado del 1,2 % (T2 de 2019: 11,9 %). El crecimiento orgánico de la facturación fue del –33,1 %.

La división Powertrain Technologies generó una facturación de 1100 millones de euros (T2 de 2019: 2000 millones de euros) y un margen EBIT normalizado del –16,3 % (T2 de 2019: 3,7 %). El crecimiento orgánico de la facturación ascendió al –40,8 %.

Contacto

Henry Schniewind

Henry Schniewind Portavoz de prensa Economía y Finanzas Continental AG Teléfono: +49 511 938-1278 Teléfono celular: +49 (0) 151 688 64 262 Correo electrónico:

Vincent Charles

Vincent Charles Jefe de Medios de Comunicación Teléfono: +49 511 938-1364 Teléfono celular: +49 173 314 50 96 Correo electrónico: